Desarrollo sostenible
Desertificación
 
La desertificación es la degradación de las tierras áridas, semiáridas y zonas subhúmedas secas por la que el suelo fértil y productivo pierde su capacidad de producción.
 
Está causada principalmente por variaciones climáticas y actividades humanas como el cultivo y el pastoreo excesivo, la deforestación y la falta de riego.
 
Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la desertificación amenaza a la cuarta parte del planeta, afectando directamente a más de 250 millones de personas y poniendo en peligro los medios de vida de más de 1.000 millones de habitantes de más de 100 países, al reducir la productividad de las tierras destinadas a la agricultura y la ganadería.

¿Desertificación o desertización?
 
La desertización es un proceso evolutivo natural de una región (sin intervención humana) hacia unas condiciones morfológicas, climáticas y ambientales conocidas como desierto.
 
Por el contrario, en la desertificación, la influencia del la actividad humana como el cultivo y el pastoreo excesivos o la deforestación, contribuye a la destrucción de la cubierta vegetal, la erosión del suelo y la falta de agua.
 
¿Sabías que en 1994, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró el 17 de junio como el Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía para fomentar la conciencia pública sobre el tema, así como también la puesta en acción de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD)?
 
¿Sabías que a nivel mundial, más del 30% del total de los suelos es árido, y de éste, el 30% está degradado y es especialmente susceptible a la desertificación?
 
¿Sabías que anualmente se pierden entre 20.000 y 50.000 kilómetros cuadrados de tierras, especialmente debido a la erosión del suelo?
 
¿Sabías que se ha previsto que para 2025 se perderán las dos terceras partes de las tierras cultivables en África?
www.comesanoycuidatumundo.com