Desarrollo sostenible
Gases de efecto invernadero
 
El efecto invernadero es el proceso por el que ciertos gases de la atmósfera retienen gran parte de la radiación infrarroja emitida por la Tierra y la envían de nuevo a la superficie terrestre, calentándola.
Es esencial para la vida del planeta: sin él, la temperatura media de la Tierra sería unos 33 °C menos (del orden de 18 °C bajo cero) lo que haría inviable la vida.
 
Calentamiento global
 
Es el desequilibrio del balance térmico del planeta, producido por el aumento de la cantidad de gases de efecto invernadero.
 
De la energía solar que llega a la Tierra, una parte es reflejada de nuevo al espacio (por las nubes y el aire).
 
Por las noches, la energía que alcanza la Tierra, es emitida hacia el espacio. Parte de ella es reflejada por ciertos gases presentes en la atmósfera (gases de efecto invernadero) y devuelta de nuevo a la Tierra. Gracias a este fenómeno, se puede mantener la temperatura en el planeta entre los valores que hacen posible la vida.
 
El aumento en la emisión de este tipo de gases por la actividad humana, produce un desequilibrio en el balance térmico del planeta: calentamiento global.
 
Existen distintas teorías acerca de las posibles consecuencias de este aumento de la temperatura media del planeta: cambio climático, retroceso y desaparición de los glaciares, acidificación del océano, parada de la circulación termohalina. Actualmente, los científicos no pueden determinar con precisión, cuándo se producirán ni la magnitud de sus efectos.
www.comesanoycuidatumundo.com