Desarrollo sostenible
Hacia los vehículos sostenibles
La movilidad es una característica fundamental en el desarrollo de los países, ya que permite mejorar la calidad de vida de las personas en sus desplazamientos para acceder al trabajo, familia, amigos...
El reto de la sociedad actual es evolucionar hacia una movilidad sostenible, más eficiente y más respetuosa con el medio ambiente.
 
Al desplazarse, los vehículos realizan un trabajo. Para ello necesita obtener energía de alguna fuente y transformarla en energía cinética para que las ruedas giren, mediante algún tipo de motor (térmico, eléctrico, etc.).
 
 
Clasificación de los tipos de vehículos según su grado de electrificación (de menos eléctricos a más eléctricos):
MPC vehiculos electricos hibridos electricos
 
Los distintos tipos de vehículos coexistirán durante un tiempo y terminarán imponiéndose los más eficientes, confortables y económicos.
 
  Vehículo clásico, térmico o de combustión interna (MCI: Motor de Combustión Interna)
    Motor Un motor único: Motor de Combustión Interna (MCI).
  Energía La energía se encuentra almacenada en un combustible fósil (gasolina o diésel) y es liberada mediante la combustión en el interior de un motor.
  Frenos Tradicionales: Al frenar, la energía cinética del vehículo se pierde al transformarse en calor irrecuperable.
  Eficiencia La eficiencia de los MCI oscila entre un 18 y un 23 %.
         
  Combustibles alternativos a la gasolina y el diésel
    Gas natural vehicular   Con el gas natural se consigue una importante reducción de emisiones de CO2. Sin embargo, se elevan los costes en el tanque de gas en el vehículo así como en las infraestructuras de repostaje.
 
    Biocombustibles   Los biocombustibles pueden lograr reducción de emisiones de CO2 de hasta un 90% y se pueden mezclar con combustibles tradicionales (gasolina y diésel). Sin embargo, no mejoran la baja eficiencia de los motores de combustión interna.
 
    Propulsión de hidrógeno   El hidrógeno es el combustible conocido con más energía por unidad de masa, pero, hoy en día, es costoso de generar y difícil de almacenar en condiciones de seguridad.
 
   
  Vehículo híbrido (VEH: Vehículo Eléctrico Híbrido)
    Motor Combina dos motores: Motor de Combustión Interna (MCI) y motor eléctrico (ME).
  Frenos Regenerativos: recarga las baterías en frenadas o retenciones del vehículo al descender pendientes, almacenando la energía cinética.
       
  Configuraciones  
    Configuración en SERIE    
El MCI suministra energía a la batería que alimenta al ME.   MPC vehiculos sostenibles hibridos
El ME es el único que proporciona la potencia de propulsión.  
       
    Configuración en PARALELO    
Ambos motores están acoplados al eje motriz.   MPC vehiculos sostenibles hibridos
El MCI es la principal fuente de energía y el ME actúa aportando más potencia al sistema (en salida y aceleración).  
       
    Configuración COMPLEJA (power split)    
    Es una combinación serie-paralelo.   MPC vehiculos sostenibles hibridos
    El ME funciona en solitario a baja velocidad, mientras que a alta velocidad, el MCI y el ME trabajan a la vez.
         
  Vehículo semihíbrido
    Pequeño motor eléctrico que alimenta el sistema de encendido-apagado.
  Regenera la energía de frenado para recargar la batería y ofrece asistencia en la aceleración.
  Las baterías se recargan por el funcionamiento normal del vehículo.
Emisiones Reduce las emisiones de CO2 en un 10-15%.
     
  Vehículo híbrido
    La batería y el motor eléctrico son mayores que los del vehículo semihíbrido.
  Proporciona arrancado eléctrico, asistencia electrica a la aceleración y conducción eléctrica a poca velocidad.
  Las baterías se recargan por el funcionamiento normal del vehículo.
Emisiones Reduce las emisiones de CO2 en un 25-30%.
     
  Vehículo híbrido enchufable
    La batería tiene mayor capacidad que la del vehículo híbrido, que puede recargarse con electricidad de la red.
  Regenera la energía de frenado para recargar la batería.
  Es más pesado, más complejo y más costoso que un vehículo convencional.
     
  Vehículo híbrido de autonomía extendida
    Tiene un sistema de propulsión eléctrica e incorpora un pequeño y eficiente motor de combustión que puede servir para recargar la batería y ampliar el rango de conducción del vehículo.
  Combina los beneficios de la conducción eléctrica en ciudad con la capacidad de realizar viajes más largos, normalmente limitados por la escasez de infraestructuras de recarga fuera de las ciudades.
     
  Vehículo híbrido de pila de combustible
    Es una evolución del vehículo de autonomía extendida, que sustitute el MCI por una célula de combustible de Hidrógeno.
  Las pilas de combustible hacen reaccionar el hidrógeno con el oxígeno atmosférico para dar como productos electricidad y vapor de agua, que se expulsa por el tubo de escape.
     
  Vehículo eléctrico (VE: Vehículo Eléctrico)
    Motor Un motor único: Motor Eléctrico (ME)
    La propulsión depende tan solo de la electricidad tomada de la red y almacenada en una batería de gran capacidad.
  Frenos Regenerativos: recarga las baterías en frenadas o retenciones del vehículo al descender pendientes, almacenando la energía cinética.
  Emisiones Sus sistemas eléctricos no producen emisiones de CO2, aunque el balance total debe tener en cuenta las emisiones producidas para la generación de la electricidad utilizada por el vehículo. El balance será más positivo cuanta más energía eléctrica se obtenga de fuentes renovables.
  Eficiencia La eficiencia de los ME oscila entre un 57 y un 68 %.
 
www.comesanoycuidatumundo.com